3 maneras de conocer el mundo

Esa tarde llegué ansiosa por conocer a mi nueva familia durante las próximas 6 semanas. Cuando abrí la puerta y ví a Layla ahí, me miró con una sonrisa y rápido vino a abrazarme. Se presentó, mientras me contaba lo feliz que estaba de que durante el próximo tiempo fuéramos a vivir juntas como una familia. Yo pensaba lo mismo y estaba ansiosa por escuchar cosas sobre ese nuevo país, de la boca de una lugareña. Estaba entusiasmada por mi nueva compañera durante el próximo mes y medio.

Durante ese tiempo nos hicimos grandes amigas.

Entré a la habitación y vi una bandera gigante de Brasil colgada en la pared, dejé mis cosas y fui a la cocina. Layla estaba cocinando moqueca capixaba. Después de mi primer día de trabajo ella quería esperarme con la comida hecha. Me contó la historia de su tierra, Espírito Santo, un Estado muy chiquito de Brasil que queda al norte del Estado de Río de Janeiro. Hablando en portuñol, le comenté que me gustaría conocer Río y su carnaval, en realidad me gustaría conocer el mundo entero. A lo que ella comento: “Os melhores carnavais sao os da Bahia”.

Un tiempo más tarde llegué a casa y Layla estaba cocinando tapioca, con dulce de leche argentino que yo le había regalado. Amaba el mate y nos hicimos grandes amigas. Salimos mil veces, tuvimos mil charlas, cantamos mil canciones juntas, le mostré mi cultura y ella la suya. Siempre que llegaba se escuchaba desde abajo del edificio el funk que Layla amaba bailar y eso que bailaba muy bien. Planeamos todo el tiempo las mejores formas de conocer el mundo juntas.

Me enseñó a sambar y yo una chacarera, me hizo probar farofa y yo milanesas, me cocinó churrasquinho y yo un asado, tomábamos caipirinha y también fernet, comíamos coxinhas y facturas. Me regaló una bandera de Brasil y yo una de Argentina, le regalé alpargatas y ella su disfraz de carnaval, Lay tinha saudades de mim y yo la extrañaba mucho, .  

Pero había algo más que teníamos en común: Yo era voluntaria y Lay era voluntaria también. Las dos hacíamos un voluntariado, de diferentes formas pero sí, así era.

Encontré la forma de conocer el mundo desde mi casa.

Hace 1 año me di cuenta que quería conocer el mundo a mi manera, de la forma que yo podía, por eso decidí ser Familia Global acá en Argentina. Me encantaba buscar en google datos curiosos sobre otras culturas, amaba y soñaba que algún día iba a conocer otros países. Encontré la forma de cada dos meses conocer un nuevo país.

En este tiempo recibí a una chica de España, a una de Colombia, a una de Alemania, a uno de México y ahora a Lay de Brasil. Y sí, si no fuese por eso no hubiese conocido 5 países en tan poco tiempo, no tendría una familia en cada lugar, no tendría amigos de mil culturas.

Es verdad, tal vez no viajé y todavía no vi esos paisajes, ni vi esos lugares, ni ví el Cristo Redentor o las pirámides de Chichén Itzá…

Pero ¿Saben que? Conocí lo mejor que tiene cada país de este mundo… las personas que viven y le dan vida a esos maravillosos lugares.

Yo decidí hacer mi voluntariado así¿Y vos? ¿Qué Voluntario Global vas a ser?