Tomar riesgos para cumplir sueños

¿Te acordás cuando de chiquito le tenías miedo a la oscuridad o a los monstruos? ¿Y al dentista o a los doctores? ¿O cuando temías a quedarte solo? En ese entonces no pensabas en lo que significaba tomar riesgos.

¿Te acordás de esas veces que sentiste miedo de no recibirte o de decirle a tus papás que no querías estudiar o que querías cambiar de carrera? Cuántas veces te preguntaste si eras lo suficientemente bueno, si ibas a poder ser exitoso en lo que te propongas o si ibas a poder alcanzar tus metas. Las veces que te dio temor no cumplir con las expectativas de otros.

 

Si hubiese seguido cada miedo que tuve, no habría llegado a donde fui.

Si hubiese seguido cada miedo que tuve, no habría llegado a donde fui.

¿Sabés cual es una de las mayores diferencias entre los miedos y los riesgos? El miedo la mayoría de las veces es infundado. Surge por el simple hecho de temerle a algo que no nos puede hacer daño de verdad. Nos paraliza y nos saca de la realidad, convierte a ESO en algo más grande y más grave de lo que en realidad es.

Los riesgos por el contrario son sinónimos de peligro o de vulnerabilidad, es una medida para estar atentos a lo sucedido, a las posibles consecuencias. Los riesgos tienen fundamentos, son reales.

Una vez escuché que para superar esos miedos infundados, es bueno pasarlos a situaciones reales. Después buscar una fortaleza propia que pueda luchar en contra de ese temor y por último ENFRENTARLO. El miedo se extingue cuando reconocemos el RIESGO; y el riesgo desaparece cuando nos animamos e enfrentarlo.

Tomá cada miedo como un riesgo, y cada riesgo como una oportunidad de crecer.

Entonces, ¿por qué no pasar de los miedos a los riesgos? Sería más fácil encontrar soluciones a los problemas cotidianos. Sería mucho más sabio distinguir aquellos problemas reales de los que CREEMOS que son reales. Seríamos además más inteligentes si en lugar de pensar en problemas reales pensamos en SOLUCIONES reales.

Pero volviendo a los temores de la infancia, de la adolescencia o de la juventud… ¿Porque será que siempre nos detienen a hacer lo que de verdad queremos hacer? ¿Porque nos detienen a elegir por nosotros mismos o a elegir algo que nos haría más felices?

Creo que el mayor RIESGO en verdad es aquel que nos detiene a perseguir nuestros propios sueños.

Animate a Vencer tus miedos y Viví una experiencia diferente.