Un sueño y una mujer luchadora

Existen miles de líderes mundiales con grandes historias. Pero la historia de ella, una mujer fuerte, poderosa, con convicción y pasión por sus ideales nos conmovió a todos.

Ella nació el 12 de julio de 1997 en Mingora, Pakistán. Fue la persona más jóven en la historia en recibir el Premio Nobel de la Paz a los 17 años. Lucha por los derechos de las mujeres, específicamente por el derecho de las niñas a acceder a la educación en la provincia de Khyber Pakhtunkhwadel, noroeste de Pakistan. Y en 2012, sufrió un ataque por dar su punto de vista sobre las desigualdades en la educación que tiene su país. Es blogger, activista y estudiante. Pero además es una gran líder mundial.

Prometan que cada niño tendrá derecho a una educación segura y de calidad

“¿Cómo se atreven a quitar mi derecho básico a la educación?” Malala Yousafzai recibió la educación de su padre, porque el Estado no se la brindaba y además su papá la animó a que se convierta en una activista política.

Esta jóven luchadora y poderosa no se rindió después de haber sufrido la discriminación por ser mujer. Comenzó a trabajar por una Educación de Calidad y sobre todo de Igualdad; entre géneros, entre clases sociales, entre religiones, entre nacionalidades.

Me pregunto si Malala cuando tenía 10 años se imaginaria quien es hoy en dia para el mundo. Me pregunto si ella 10 años atrás ya sabía que iba a luchar por los derechos que son de todos, ya sabía que iba a cambiar el punto de vista de la humanidad sobre las desigualdades y sobre todo que iba a impactar en la vida de tantas mujeres.

Esta joven tan emprendedora, ¿sabrá hoy en día que está trabajando por el cambio que el mundo necesita? ¿Que su voluntad va a estar plasmada en los próximos años de gobiernos, de liderazgo, de historias de vida, de humanidad?

 Esta es la inversión que el mundo necesita y que los líderes deben hacer.

¿Podremos ser como ella? ¿Y ser el cambio que el planeta necesita? De algo estoy segura, y es de que si tenemos pasión por lo que hacemos y lo hacemos con amor y compromiso seremos el cambio que debemos ser. Tal vez impactemos en mil vidas o sólo en una. Pero igual habremos impactado el mundo entero porque como escuché alguna vez “Si algo en vos cambia, el mundo cambia”.

Como dijo Malala Yousafzai en algún momento; “Prométanos que mantendrán sus compromisos e invertirán en nuestro futuro. Prometan que cada niño tendrá derecho a una educación segura, libre y de calidad. Esta es la inversión que el mundo necesita y que los líderes deben hacer”.

Y vos siendo un jóven líder, ¿Qué vas a hacer?