Te encontrás sentado, con los dedos cruzados, sólo esperás que digan tu nombre. Comenzó el sorteo, ya todos participaron. Se escucha por micrófono el nombre de Valentina. Nunca vi tanta felicidad plasmada en un sólo rostro. Agarraba su cabeza, no podía creerlo, el sueño está por comenzar: Ganó la oportunidad de viajar de intercambio a Brasil, a un proyecto en São Paulo.

Nos encontrábamos en un aula de la Universidad Tecnológica Nacional en Mendoza, Argentina. 25 personas concurrieron, comenzaron las actividades y en grupos de 6 a 7 personas planearon su proyecto perfecto. Se les entregó hojas con la realidad de nuestras ONGs locales. ¿Su tarea? Encontrar la forma de ayudarlas. Y allí pasamos nuestra tarde entre ideas de edificios sustentables, la búsqueda por educación de calidad y de la igualdad de género. Eso, hasta que escuchamos su nombre por el parlante. Sin mas preámbulos aquí la historia en primera persona de un sueño cumplido.

Valen en su primera semana por Brasil

¿Quién es Valentina?

Yo soy Valen, la del medio de tres hermanas, tengo 21 años y estudio turismo. Residente de Mendoza, me crié observando las montañas nevadas.

¿Cómo nacieron tus ganas de irte de intercambio?

Yo ya tenía la idea de viajar, más que nada había pensado en Work And Travel porque me gusta mucho aprender de diferentes culturas y quería una experiencia que me permitiera empaparme de eso. Cuando conocí a AIESEC, programa de voluntariado global me cerró a la perfección.

Por distintas razones el cierre de su contrató demoró y fue cuando me encontré con esta hermosa persona caminando en la peatonal. Conversamos y le comenté de la beca que estaríamos entregando 2 días más adelante. La idea se le metió en lo más profundo de su mente y obviamente la volví a ver en el evento.

¿Vale, qué sentiste cuando pronunciaron tu nombre?

Fué un “uy, ese es mi nombre”. No lo podía creer, me llenó una alegría inmensa de saber que eso que tanto deseaba se me iba a poder dar tal y como lo había soñado. Y la certeza de saber que es a donde yo quería ir. A esa ciudad gigante en el sudeste de Brasil. 

El abrazo más sentido que me han dado.

El abrazo más sentido que alguna vez me han dado: Valen acababa de ser anunciada como ganadora de la beca.

¿Qué fue lo que más te gustó de tu intercambio?

Lo que más me gustó fue definitivamente la posibilidad de conocer tanta gente linda. Entre ellas la familia que me alojó, que me hizo sentir una más y a quienes quiero volver a ver lo más pronto posible. También a lo otros voluntarios de distintos países y a los amigos que hice allá, mis paulistas. 

¿Algún momento con “Saudades? ¿Qué es lo que más extrañas?

¡Sí! Me encantaría volver, extraño a la gente, la playa, y también algunas comidas que aquí no existen. Exijo un carrito de salgados en Mendoza. 

¿Qué consejo le darías a alguien que todavía no se decide a irse de intercambio?

Viajar es la oportunidad más linda que existe para conocerse a uno mismo y al mundo que nos rodea. Salir de tu pequeño espacio, de tu zona de confort y ver que hay muchísimo más allá de nosotros. Gente que se anime a llenarse el corazón de empatía es lo que más necesitamos hoy en día. 

Fue genial hablar con Valen de nuevo, luego del impacto que logró entregar con su intercambio. Ahora, sólo me queda invitarte a seguir su consejo, y llevar todo el impacto que podés entregar de Argentina al mundo.

Valen en uno de sus viajes por Brasil