AIESEC Argentina
Inscribite acá

Todos soñamos, en algún punto, con encontrar un trabajo que nos guste, que nos permita aportar desde lo que sabemos y a su vez, nos desafíe para seguir creciendo. Si trabajamos en grupo, queremos ser parte de un equipo donde haya buen clima laboral, donde no haya jefes autoritarios sino líderes que nos inspiren a dar cada día lo mejor.

Como joven, es posible que te haya tocado trabajar temporalmente en empleos que no te gustaban tanto pero que compensabas con la retribución económica que recibías. Creo que la mayoría lo hacemos, en mi caso me tocó desde trabajar en locales de atención al público o ser freelancer hasta vender pizzas con mis amigos o hacer viandas de comidas. Y nadie dice que esto está mal. Son medios para un fin. Pero llega un momento en el que el trabajo se vuelve rutinario y queremos algo más. Y ahí nos preguntamos ¿Cómo podemos conseguir ese trabajo ideal que siempre soñamos? O también puede ser que la pregunta no sea esa sino, ¿Cuál es mi trabajo ideal? ¿Qué es lo que realmente me gustaría hacer? 

Para responder a esta pregunta, entrevistamos brevemente a Lara Muñoz.

Lari es de Corrientes, tiene 22 años, estudia la carrera de Diseño Gráfico y se encuentra trabajando en AIESEC desde hace apenas unos meses, pero al escucharla hablar, transmite tanta pasión y entusiasmo por lo que hace que cualquiera sentiría que lleva toda una vida trabajando en ese lugar.

Contanos un poco de vos, ¿Cómo fue que conociste AIESEC? 

Empecé a vincularme con la organización a principios de este año, estando en mi intercambio. Me motivó el hecho de trabajar como voluntaria en una ONG de Brasil. Sinceramente, fui pensando que no iría a recibir ganancias, pero me equivoqué. Ahí pude darme cuenta que la verdadera ganancia no es solamente económica. La ganancia y el aprendizaje van de la mano. Estando allá aprendía todo el tiempo. A trabajar en equipo, a desenvolverme en un entorno desfavorable, a tratar con personas que ni siquiera entendían mi idioma.
Después de esa experiencia me propuse desafiarme todos los días, y fue ahí que comencé a involucrarme más con AIESEC. Estando en las ultimas semanas de mi intercambio le pedí a mi mánager (Quien me hacía el seguimiento de mi experiencia) que me contara más sobre la organización: qué hacían y qué podía hacer yo para formar parte. Me motivaba el hecho de que con un intercambio podía impactar tanto en la vida (O vidas) de personas en otras partes del mundo.

                         Lari (La de anteojos) en su intercambio

¡Y finalmente quedaste seleccionada! ¿Con qué te encontraste cuando entraste?

¡Sí! Una vez que ingresé, fui encontrando y sumando más motivos para quedarme. Crecer y formarme como líder, equivocarme y aprender de mis propios errores, junto a un increíble grupo de personas que estaban para eso: ayudarnos a superar nuestras propias barreras. Hoy en día somos los jóvenes los encargados de llevar el futuro de la sociedad hacia un entorno en el cual existir no sea sinónimo de sobrevivir.

                            Lari y su equipo de trabajo en el Congreso Nacional

¿Encontrás algún diferencial entre trabajar en AIESEC y en otro lugar?

El trabajo que yo hago es voluntario y, sin embargo, siento que aprendí mucho más y de manera más sana que en otros trabajos remunerados que tuve, los cuales me exigían de sobremanera y la ganancia que obtenía no llegaba a igualar a todo lo que aprendí en menos de un año. Todo esto sumando a mis estudios, y el hecho de que trabajar y estudiar al mismo tiempo, me estresaba muchísimo. Las herramientas que empecé a implementar en mi equipo fueron un gran soporte para personas como yo, ¡Que nos cuesta organizarnos! Pero eso es sólo una parte de todo lo que AIESEC significa actualmente para mi. Hoy en día, es el motor que me mantiene de pie para continuar de este lado del camino y apostando todos los días a seguir formando líderes en el país. 

                    Algunos integrantes del comité de AIESEC en Nordeste

Si al llegar hasta acá sentís que te defraudé porque esperabas encontrar una lista con tips para encontrar el trabajo ideal tengo que admitir que eso no va a pasar. Sí, se que el título resulta engañoso, pero es porque la realidad es que no hay una fórmula mágica para encontrar tu trabajo ideal. En el 2016, el Foro Económico Mundial dió a conocer un informe sobre los trabajos del futuro, donde lo que se destacaba no eran las carreras solicitadas sino habilidades como: Pensamiento crítico, capacidad resolutiva, creatividad, trabajo en equipo y liderazgo de grupo. Este tipo de habilidades son las que en la Universidad no nos enseñan pero organizaciones como AIESEC permite desarrollar a través de sus diferentes programas. 

Conocé los programas disponibles haciendo click acá

Antes de terminar esta nota, quiero darte un único consejo: Si cada domingo a la noche te vas a dormir esperando que el lunes empiece porque te apasiona lo que vas a realizar al día siguiente entonces seguí por ese camino. Y si esto no es así, no te frustres, hacé como Lari, mirá a tu alrededor y buscá otras formas de encontrar tu trabajo ideal

 

 

 

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com