“Puedo decir que la autoría de estos hechos está en cabeza del ELN (grupo guerrillero)”, Ministro de Defensa. “ELN se atribuye atentado en Barranquilla”, Radio Caracol. “Van cuatro capturados por el atentado terrorista en Barranquilla.”, El Universal. Esos eran algunos de los titulares que vimos en los últimos 2 días sobre los atentados terroristas en Barranquilla.

Saber que el lugar que te recibió de una forma tan cálida está sufriendo por el terrorismo es muy dificil. Sé que somos mas de 110 argentinos los que trabajamos por, para y en Colombia con causas sociales para impactar esa comunidad y además impactar(nos) durante el 2017. Viajamos a vivir una cultura que tiene Realismo Mágico. Viajamos para ver, compartir y ayudar  en esa hermosa comunidad costeña que se apropió de nuestros corazones.

Descubrí que es mi responsabilidad

Antes de ayer estaba por salir a la plaza de mi ciudad con el objetivo de contagiar a más jóvenes para que realicen un voluntariado en algún país de Latinoamérica. Teníamos un evento con todos los intercambistas, muchos colombianos, que están impactando Argentina.  Antes de apagar mi computadora ví un titular, “Atentado en Barranquilla”. Sin poder creerlo y con las manos medio temblorosas busqué mi celular y empecé a escribir mensajes a mis amigos barranquilleros. Busque más noticias y mientras veía que era eso que había pasado, me comuniqué con todos esos voluntarios argentinos que están en este momento trabajando en Colombia.

Unos minutos despues, todos me confirmaron estar bien, pero mis amigos costeños estaban muy consternados. Todos repetían lo mismo “Acá en la costa no es normal que pasen esas cosas”. Así es, “acá en la costa…” no es normal, pero tal vez en otros lugares del país o del mundo sí es normal.

Me detuve a pensar, ¿Por qué estaba yendo un domingo de Enero, con 30 grados de calor, a intervenir en mi ciudad para que más jóvenes descubran la experiencia de ser voluntarios? Entendí que si no lo hacía yo entonces, ¿Quién lo iba a hacer?

Descubrí Barranquilla

Entendí que es mi responsabilidad. Que probablemente tanto Barranquilla, como mi país, como muchos lugares del mundo, siguen necesitando de un futuro mejor y más sano. Y que nosotros, los jóvenes, somos responsables de las construcciones que hagamos en nuestro presente para nuestro futuro.

Yo descubrí que en los próximos años, lo que vea en frente mio como reflejo de mi país y sociedad, va a ser eso que yo misma construí.  

¿Y vos? ¿Cuál va a ser tu responsabilidad en el futuro?