AIESEC Argentina
Inscribite acá

¿A quién no le pasó que al ver las fotos del viaje de egresados sintió nostalgia de esos momentos que compartía con sus amigos? ¿Y qué pasó con ese viaje que vienen planeando desde primer año con tus amigos de la facultad pero nunca logran concretar? 

Todos sabemos que, en una tarde de mates, organizar un viaje con amigos siempre se vuelve tema de conversación, pero pocos son los audaces que se terminan lanzando a la aventura. Y la verdad es que a pesar de que sepamos que sería una experiencia única siempre falta quien realmente ponga en marcha el plan.

Para conocer más de cerca cómo se vive la experiencia de viajar con amigos, entrevistamos a Paula. 

 

Pau es de Córdoba, y en el verano decidió irse de intercambio con su amiga Stefi. Juntas estuvieron trabajando en un Voluntariado Global por seis semanas en Limeira, una ciudad que se encuentra dentro del estado de San Pablo en Brasil.

 

Stefi y yo previo a subirnos al avión

¿Por qué decidieron hacer un viaje de  este tipo? 

Por varios motivos. Hay que aprovechar y viajar, conocer es muy lindo. Aprendés otras culturas; hacés nuevas amistades y por sobre todo, te movilizan las personas de las ONGs donde trabajás, la gente es fantástica, ¡Tienen tanto amor para dar! 

Una pregunta muy común: ¿Cómo hicieron para poder ahorrar? 

Yo junté la plata para irnos trabajando en un boliche de mi ciudad y Stefi juntó plata trabajando en un programa de recaudación de fondos que donan para UNICEF.

¿Y cómo era el lugar en dónde vivían? 

En Limeira, los estudiantes viven en repúblicas que son casas donde conviven en conjunto con otros estudiantes, muy buena idea y sería genial si acá hubiese. Cada República tiene un nombre diferente, donde nosotras estábamos era República 4.

¿Te acordás de alguna anécdota graciosa para compartirnos? 

¡Sí! Nuestra mejor anécdota y lo más gracioso que nos pasó fue que una noche fuimos a una fiesta con otras chicas que no vivían en la casa donde nosotras parábamos. Yo tenía una campera de jeans y en los bolsillos tenía mi celular, las llaves de la casa, mi documento, la tarjeta y la plata. ¡Tenía de todo! Resulta que yo le dí mi campera a una de las chicas que estaba en la fiesta trabajando (Ella vivía en la misma casa con nosotras) para que la guarde en su auto. Terminando la fiesta, empecé a buscar a esa chica y no la encontraba, hasta que se me acerca su novio y me dice que ella ya se había ido. Ahí yo me quise morir porque ¡No tenía nada! Como la fiesta terminaba, tuvimos que salir. Para esto, afuera estaba lloviendo. Estábamos mojadas y sin saber qué hacer porque a la casa no podíamos entrar porque no teníamos llave y Stefi no tenia datos para hablar con la chica que vivía con nosotras. En eso, unos amigos nos dicen que vayamos a su casa y pasemos la noche ahí y al otro día veíamos cómo volver. Le dijimos que sí. Resulta ser que al otro día yo me despierto a las dos de la tarde y no tenía idea si las chicas se habían quedado ahí o qué habían hecho (No veía a ninguna de ellas así que pensé que se habían ido) Entonces un chico me pidió un Uber y me fuí a la casa con la esperanza de que las llaves estuviesen por ahí. Llegué y fue pura frustracion porque seguía sin poder entrar. Cinco minutos después llega Stefi y cuándo le pregunto donde estába me responde que ¡Estaba en la casa de los mismos chicos en donde yo había estado! En ese momento nos empezamos a reír porque fuimos muy boludas de no habernos buscado. Ella no tenia batería en el celular así que estuvimos una hora esperando afuera (Ya eran como las 15:30 de la tarde; nosotras estábamos con buzos, los vestidos manchados de pintura y las zapatillas muy sucias) En un último intento, Stefi prueba encender el celular y antes de que se le apague alcanza a leer que Rayssa (La chica que tenía mi campera) le había mandado un mensaje diciendo que ¡¡¡Las llaves estaban en la cochera de los chicos!!! ¡Nos queríamos morir! Así que tuvimos que volver caminando hasta la casa de ellos que JUSTO SE ESTABAN YENDO. Obviamente se nos rieron todo el día.

República 4 pasión ♥

¡Me imagino lo que debe haber sido ese momento! Y ahora, ¿Volverían a irse de intercambio juntas?

Sí, volvería una y mil veces a irme de intercambio con Stefi. Fue lo mejor, todo lo hacíamos juntas y no había momento en que estuviésemos tristes. ¡Fue genial!

¿Qué le recomendarías a un grupo de amigos que están pensando en irse de intercambio?

 Les recomendaría que lleven fernet, mucha yerba y ¡Dulce de leche! Que elijan una ciudad donde haya estudiantes de universidad porque es genial y que no se lleven tanta ropa porque después usan menos de la mitad. 

¿Y a un grupo de amigos que todavía no se decide?

Que se animen, hay que animarse a hacer el viaje porque nunca sabés cuándo vas a poder volver a hacerlo.

Últimas preguntas: ¿Qué fue lo que más les impactó?

 Lo que más nos impactó creo que fue lo educados que son en Brasil, son cariñosos y muy amables, eso fue sorprendente para nosotras. Y lo que más amé del viaje fue ir a la ONG todos los días, los chicos nos esperaban y cuando entrábamos gritaban nuestros nombres y nos abrazaban. Tienen tanto amor para dar que salís completo de allá, sentis que nada te falta porque ellos te dan todo con sólo abrazarte y besarte.

¿Podrías describir la experiencia que vivieron en una frase?

Yyyyy, descripción del viaje en una frase no sé, hay mucho para describir entonces no podría elegir algunas palabras nada más. Simplemente diría que fue extraordinario y lo haría mil veces más.

“Viajar con Stefi fue único, volvería a viajar una y mil veces con ella”

Al viajar se crea otro tipo de relación, se comparten cosas totalmente diferentes y se viven nuevas experiencias que refuerzan el vínculo. Viajar con tus amigos tiene el poder de transformar una amistad de meses o años, en una amistad que dure para toda la vida. 

¡Animate! Vos también podés vivír la experiencia de Viajar con amigos 

Para más información hacé click acá

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com